8 nov. 2017

Antiguo Instituto Luis Bueno Crespo.


En una de nuestras salidas por Granada, nos encontramos con estas grandes instalaciones educativas abandonadas en Armilla, o al menos eso pensamos en ese momento, porque a posteriori, supimos que pertenece al Ayuntamiento de Ogijares.

Aunque en esta imagen aparece el nombre de I.E.S. Hurtado de Mendoza, según hemos podido averiguar, este fue sólo un eventual emplazamiento de sus instalaciones durante dos años, mientras realizaban las reformas y las obras pertinentes en el que ocupan en la actualidad.

 Como se puede observar, poco queda ya de lo que en su día ocuparan las aulas

 Desde las plantas superiores, los vándalos han hecho de las suyas arrojando todo el mobiliario y material educativo que permanecía en el centro.

 Aulas y más aulas destrozadas y repletas de grafitis, en lo que debió ser un centro educativo enorme.

 Suponemos que esto sería una de las cafeterías del centro.

 Parte de las instalaciones de la antigua cafetería.

 Durante los dos años en lo que aproximadamente estuvo aquí el I.E.S. Hurtado de Mendoza, se impartió en estas instalaciones formación de la rama de hostelería.

 Los enormes y ahora oscuros pasillos de este edificio, imponen y dan una gran sensación de tristeza.


 Al fondo de esta imagen, podemos ver un altar. Suponemos que es parte de la herencia de estas instalaciones que en su momento fueron de los dominicos.

 Pese a encontrarse en buen estado las escaleras que dan acceso a las plantas superiores del edificio, no nos fue posible el acceso por estar tapiadas en ese momento.

 En el centro de las instalaciones nos encontramos con lo que en su momento seria un patio con jardines y arboles.

 Antes de ser I.E.S. Hurtado de Mendoza, fue durante aproximadamente cuarenta años, el Instituto Politécnico de Armilla, que después pasó a llamarse Luis Bueno Crespo, tal y como podemos ver en estos azulejos que nos encontramos en el patio.

 Dando a este patio, nos encontramos con aulas de un tamaño mayor que las anteriores, suponemos que tendrían otro tipo de función que las anteriores.

 Este atril que aún permanece en pie, nos lo encontramos a la izquierda del altar que ya os mostramos anteriormente.

 Sobre el altar, restos de velas y de antiguos ejercicios de los alumnos quemados por algún amante de lo oculto o del misterio,...aunque más bien diría amante del vandalismo.

 Supongo que todos estos pilares o bases tendrían alguna función religiosa en la época en la que sus primeros pobladores, los dominicos, establecieron y construyeron estas instalaciones como seminario.

 Suponemos que la gran losa que se observa delante de los escalones, sería la que en su momento estaría en el altar.

 En la misma zona en la que nos encontramos la gran sala con el altar, encontramos también en una de las paredes esa antigua canasta de baloncesto, por lo que suponemos que esta zona tuvo algunos usos variados.

 Estos son los corredores que daban al patio central del que hablamos anteriormente.

 Cuidad siempre donde ponéis los pies cuando visitéis este tipo de lugares...

 No se puede apreciar bien, pero esta bastante profundo...

 El tamaño de las instalaciones es impresionante. Toda una lastima que se haya abandonado de tal modo, que actualmente ya no sirva para otra cosa que para el derribo practicamente.

 Desde hace años, estas instalaciones pertenecen a la Diputación de Granada. Toda una pena el estado en el que se encuentran tras dejarse en el abandono total.

 En alguna de las aulas de menor tamaño, aún se conserva la tarima, donde suponemos se encontraría la mesa del profesor, y la pared pintada que era la pizarra.



 La verdad es que la luz no les debía faltar a los alumnos en estas instalaciones.

 En la parte trasera de las instalaciones nos encontramos con los aparcamientos, que hay que decir que también eran bastante amplios.

 Al fondo, una pequeña garita en los aparcamientos.

 De los baños poco queda para mostrar...

 Pasillos y más pasillos que dan bastantes ganitas de salir corriendo de este sitio.


 Ya de nuevo en el exterior, las pistas de baloncesto, fútbol...donde harían gimnasia los alumnos.

 Esta es una imagen de su exterior por la parte que da a los aparcamientos. Para ser un edificio construido en los años 50, llama la atención lo moderno que parece, podría haber sido construido ayer.

 Fray Francisco Coello de Portugal, fue el arquitecto que lo diseño.

 El jardín central al que daban las aulas y la mayoría de las instalaciones es también impresionantemente grande.

 Y salimos del edificio ya por la fachada que da a los jardines.

 Los terrenos que lo rodean son bastante grandes también.

 Añadida posteriormente nos encontramos con esta cochera en un lateral.

 Al lado de otro acceso al edificio.

 En algún momento a la cochera decidieron meterle fuego, y así nos la encontramos.

 El pinar que tiene en la parte de acceso delantera que da a una gran cancela al fondo, es muy amplio. Debía ser genial tener un patio de recreo así.

 Al fondo la verja de entrada al recinto.

Nos marchamos ya, sin dejar de sorprendernos por el tamaño de estas instalaciones y  por la sensación de pena de ver en el estado en el que se encuentran.


Os dejo aquí un reportaje que encontramos sobre estas instalaciones, en donde podréis encontrar información más detallada del pasado del edificio y de sus funciones y su incierto futuro.

Reportaje Antiguo Instituto Luis Bueno Crespo:



24 abr. 2017

Cortijo Torres Alocaz

 Junto a la carretera nacional IV, por la que seguro que muchos de vosotros habeis pasado alguna vez de camino a las playas de Cádiz desde Sevilla, nos encontramos los pocos restos que del antiguo castillo de época almohade quedan junto a las instalaciones de este cortijo abandonado.

 Comenzamos nuestra visita pasando por el gran portón de entrada.
 Desde el portón, accedemos a este gran patio central de la construcción.

Esta parte del cortijo no parece muy antigua, ni maltratada, como podemos observar en sus techos que se conservan perfectamente.
 
 Pese a lo antiguas que son sus puertas, las paredes y la mayoria de sus techos se conservan en bastante buen estado.

Nos encontramos con los restos de un escritorio en una de las habitaciones.

 Esta es otra de las naves a las que se accede desde este patio central, en la que como vemos, nos encontramos de nuevo con los restos de algunos muebles desvencijados y con unos techos en bastante buen estado de conservación.

 La naturaleza se ha ido adueñando del patio central del cortijo. Al fondo vemos el portalón de acceso por el que entramos a la construcción.

 Habitaciones a las que se accede desde el patio central.

 La mayoria de estas habitaciones estan totalmente vacias.

 Pero en algunas nos encontramos garrafas vacias de productos agricolas y algún que otro sillón antiguo entre otros restos.

 La chimenea se conserva en bastante buen estado.

 Recorriendo las habitaciones, nos encontramos con algunas viejas estanterias y escritorios destrozados y rodeados de documentación de la actividad del cortijo.

 Seguros de las cosechas...

 Entregas de trigo...


 Documentos, documentos y más documentos por todos lados.


 Supongo que esta seria la parte más habitada del cortijo, porque no paramos de encontrarnos sofas, sillones, estanterias, escritorios... por todas partes.

 Estas habitaciones parecen más antiguas que las que hemos ido viendo.


 Y llegamos a una de las zonas peor conservadas, lo que en su momento fue la cocina.

 De la que ya poco queda. Algunos armarios destrozados, tuberias arrancadas...


 Y del baño... que decir...aún queda menos

 Salimos de nuevo al exterior, pero por otro gran portón que nos encontramos.


 Y en un lateral otro gran acceso.


 Restos de aperos de labranza.

 En el suelo se pueden ver las huellas de algunos animales, como si se usase aquella zona  para guardarlos aun.

 Una nave anexa no ha resistido y ha perdido el techo.

 Volvemos a encontrarnos más restos de muebles desvencijados por todos lados.

 Y la zona de taller.

 El deposito de gasolina de alguna motillo perdido.

 Aqui en su momento habria alguna maquinaria fijada al suelo, lo curioso es el año que alguien grabo cuando pusieron el cemento antes de montar nada.


 Un foso para hacer los cambios de aceite a los vehiculos y las reparaciones.


 La vieja lampara del taller aun se mantiene colgando del techo.


 Y ya nos vamos, no sin antes volver la vista atras para ver lo poco que queda de un castillo, declarado patrimonio inmueble de Andalucía y que ya nadie vigila ni acompaña desde el cortijo.

Os dejo algunos enlaces en los que podreis encontrar más información sobre este lugar:

http://www.iaph.es/patrimonio-inmueble-andalucia/resumen.do?id=i19609

http://www.palaeohispanica.hol.es/castillos/utrera/alocaz/historia-torres.html

http://www.diariodesevilla.es/opinion/articulos/dueno-castillo-Alocaz-quienquiera_0_807219406.html